El movimiento surrealista y la literatura de lo Real maravilloso americano

Similitudes y disimilitudes

Por Miguel Ángel Aguilar Huerta

En ocasiones las dos corrientes artísticas han sido fundidas por un criterio general que toma por surrealista todo aquello que sea asombroso, arbitrario, inverosímil y convulsivo. En otras, el surrealismo es sinónimo de una corriente fraudulenta, prefabricada y artificial ( como inicialmente la definió Alejo Carpentier) y lo real maravilloso como lo mágico que se da genuinamentec en América por medio de lo real en sus mitos, en la unión de culturas y razas y la fe en su “realidad maravillosa”.

El movimiento surrealista nace de la crisis de los valores burgueses después de la Primera Guerra Mundial en Europa, del anarquismo proclamado por Dadá, el manifiesto lanzado por tristán Tzara y a las teorías del psicoanálisis. Si para los surrealistas es necesario librarse de las cadenas que los atan a la civilización, en lo real maravilloso el artista latinoamericano vuelve una y otra vez a abrevar en las raíces más íntimas de su cultura mestiza sin terminar nunca de secar el manantial que lo alimenta.

El punto delo cual arranca el primer Manifiesto de los surrealistas se refiere al ” despertar de una imaginación dormida que no debe temerle ni a la locura”1

En esto es totalmente opuesto a lo que postula lo real maravilloso americano, pues en América la imaginación no debe ser forzada a ser mágica o totalmente diferente a una realidad lógica o ilustrada. La realidad en nuestro continente, por la unión del mestizaje de diferentes culturas, se convierte en mágica por naturaleza, al conjuntarse diferentes modos de ver la realidad.

Los elementos dispares y la búsqueda tan añorada por André Bretón de las asociaciones arbitrarias con la intención de disolver los valores que la civilización había considerado como opuestos, se le muestran a Carpentier de una manera espontánea, y nada fingida. De ellos da variadísimos ejemplos en su tesis de Lo Real maravilloso americano, que va desde sus historias prodigiosas hasta loas disparatados y aberrantes sistémas políticos y económicos.

El movimiento surrealista se alimenta de la teoría del psicoanálisis que funda Sigmund Freud. En verdad el Papa Negro, como se le llamaba a André Bretón, se entusiasmaba totalmente con este nuevo método que se basaba en la relación espontánea de los sueños y en la libre asociación de ideas y mediante procedimientos similares a los usados por Freud, rescatar todo aquello que se repudiaría en cualquier gente “normal”.

André Bretón era muy rígido en cuanto a la aceptación de nuevos miembros dentro del surrealismo; quienes se alejaran de sus postulados, eran excomulgados. La belleza de la obra surrealista debía ser convulsiva, macabra, avernal 2 , violenta y cargada de humor negro, todo lo cual el movimiento surrealista explotó hasta la nausea.

Otra vertiente que explotó el surrealismo proviene del romanticismo.En efecto, a este movimiento se le a llegado a catalogar como de neorromántico 3, ya que exalta a precursores como Lautremont, Sade, Rimbaud,Jarry; de quienes André Bretón deriva sus bases teóricas.Son románticos el espíritu convulsivo y el gusto por lo macabro, lo misdterioso, lo aspectral, el anarquismo que postula el dadaísmo y la visión de un mundo definido como inhabitable.

Sin embargo, -como señala Gonzalo Celorio_:

El intento del surrealismo por resucitar el alma romántica resultó un fracaso, ya que al intentar romper con todo lo establecido, con toda lógica, cayó en grandes contradicciones, y en lugar de ser un movimiento libertador del ser humano, cayó en una teoría inflexible que intentaba sistematizar la creación” 4

En oposición, Alejo Carpentier considera que la corriente que encierra los primeros vestigios de lo real maravilloso se encuentra en el barroco colonial: ” …el barroco ha sido expresión cultural en América desde los tiempos prehispánicos hasta nuestros días.

En el caso de la literatura, sólo el novelista americano puede cumplir con su tarea felizmente, la tarea de mostrar un mundo que no ha acabado por pasar por el tamiz de la palabra”5.

Otra de las diferencias tangibles entre ambas corrientes es que lo real maravilloso se puede rastrear en el tiempo y en el espacio, o sea, ha dejado vestigios concretos a través de la historia. por sólo mencionar alguno de los muchos que hay (citado anteriormente), y que impresionaron vivamente a Carpentier, se encuentra el primer encuentro que tubo con Paulina Bonaparte muy lejos de Córcega, al visitar en Haitílas ruinas del reino de Henri Christophe. O mas concretamente, cómo Carpentier percibe restos de fuerte regusto barroco en el hecho alucinante de que un pastelero negro llegado a déspota ilustrado esclavizara a su pueblo y lo obligara a construir en Sans Souci el palacio rosado “con finuras y grandezas neoclásicas: escaleras, cúpulas, columpios, estatuas, arcadas, arroyos artificiales (…) entre montañas violadas y el sopor de una isla caribe”. 6

Finalmente, las similitudfes entre surrealismo y lo real maravilloso americano, sería la unión de los elementos aparentemente aslejados por medio de los cuales se suscita lo imaginastivo o lo maravilloso, abolir las antinomias, la< presencia de un mundo irreal para losw surrealistas y mágico para lo real maravilloso, donde lo irreal está inmerso en un mundo real.

Como conclusión, si bien Alejo Carpentier desdeña este mundo ficticio creado a ultranza por los surrealistas y encomia la verdadera realidad mágica de nuestro continente americano por la reunión de elementos dispares y la

” He dicho que me aparté delsurrealismo porque me pareció que no iba aportar nada a él. Pero el surrealismo sí significó mucho para mí. Me enseño a ver texturas, aspectos de la vida americana que no había advertido, envueltos como estábamos en la< ola de nativismo traída por Güiraldes, Gallegos y José Eustacio Rivera” 7

_________________
1. Gonzalo Celorio: El surrealismo y lo real maravilloso americano. p. 40
2. Op. Cit., p. 41-42
3. Op. Cit., p.42-43
4. Op. Cit., p. 76
5. Op. Cit., p 77
6. Leante , César. ” Confesiones sencillas de un escritor barroco” en Recopilación de textos sobre Alejo Carpentier. Valoración múltiple, de Casa de las Américas, La Habana, 1979, p.62-63

_____________________
Imagenes de inicio:

A: Espejo Falso de René Magritte, tomado de: Arte Surrealista
pucpr.edu

B: Alejo Carpentier, tomado de : La concepción de lo “real maravilloso americano”. Por: Julio Pino Miyar.
isliada.com

Acerca de Xilote

Xilote es una palabra de orígen nahuatl que significa cabello de maíz, es la flor de la mazorca, también es un grupo cultural y una revista de literatura, arte y música andina. La Finalidad del grupo es la difusión de la cultura latinoamericana, así como el trabajo propio y el de nuestros colaboradores.
Esta entrada fue publicada en Ensayo. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El movimiento surrealista y la literatura de lo Real maravilloso americano

  1. Raul dijo:

    La información esta completa, muy bueno, y gracias 🙂

  2. Xilote dijo:

    Que bueno que te haya gustado, Un saludo
    Atte
    Miguel Ángel Aguilar Huerta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.